Greta Thunberg y la saharaui Aminetu Haidar ganan el Nobel Alternativo

La activista medioambiental sueca Greta Thunberg y la saharaui Aminetu Haidar han sido distinguidas este miércoles con el denominado Nobel Alternativo por la fundación Right Livelihood Award.

El jurado resaltó que Thunberg, de 16 años, ha “inspirado” y “amplificado” las demandas políticas “por una acción climática urgente que refleje hechos científicos”; y que Haidar lleva tres décadas de lucha no violenta por la justicia y la autodeterminación de su pueblo.

El Nobel Alternativo, que se falla en Estocolmo y está dotado con 1 millón de coronas suecas (103.000 dólares) para cada galardón, premió también este año al líder indígena yanomami Davi Kopenawa (Brasil) y a la abogada china Guo Jianmei.

Thunberg es la “poderosa” voz de una generación de jóvenes y la impulsora del movimiento “FridaysForFuture” (Viernes por el Futuro), inspirado en la huelga escolar que inició hace un año delante del Parlamento sueco, destacó el fallo.

La adolescente sueca ha sido recibida por líderes mundiales y ha intervenido en conferencias al más alto nivel, como la Cumbre de Acción Climática del pasado lunes en la sede de Naciones Unidas, en la que acusó a los jefes de Estado y de Gobierno de no hacer lo suficiente para revertir la crisis climática.

En el caso de Haidar, de 53 años, conocida como la “Gandhi saharaui”, el fallo enfatiza “su firme acción no violenta, a pesar de la prisión y la tortura, en busca de la justicia y la autodeterminación” para su pueblo, así como su dignidad y su voluntad.

Fundadora y presidenta del Colectivo de los Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA), se hizo muy conocida en 2009 por la huelga de hambre de un mes en el aeropuerto de la isla de Lanzarote (España) para protestar por su expulsión de El Aaiún (Sahara Occidental) y la retirada de su pasaporte por Marruecos.

La elección de Kopenawa y la asociación Hutukara Yanomami premia su lucha “valiente” para proteger los bosques y la biodiversidad del Amazonas y las tierras y la cultura de los pueblos indígenas.

Considerada una de las abogadas de derechos humanos más reconocidas de China, a Guo Jianmei se la distingue por su trabajo “pionero y persistente” por las mujeres en su país de origen.

El Premio al Correcto Modo de Vida (Right Livelihood Award), como realmente se llama este galardón que distingue la labor social de personas e instituciones de todo el mundo, fue instituido en 1980 por el escritor y exeurodiputado sueco-alemán Jakob von Uexküll.

(Fuente: La Vanguardia-2019/09/25)