Abogados españoles y noruegos retenidos en Marruecos más de 24 horas

Cinco abogados españoles y dos observadores noruegos llevan más de 24 horas retenidos en Marruecos, después de que ayer les negaran la entrada en el aeropuerto de El Aaiún, capital del Sahara Occidental, para asistir al juicio de la periodista saharaui Nezha Khalidi.,En conversación telefónica con EFE desde el aeropuerto de Casablanca, una de las abogadas, Lourdes Barón, ha relatado lo ocurrido.,Ella junto con los también abogados Ramón Campos García y María Lourdes Barón,

Cinco abogados españoles y dos observadores noruegos llevan más de 24 horas retenidos en Marruecos, después de que ayer les negaran la entrada en el aeropuerto de El Aaiún, capital del Sahara Occidental, para asistir al juicio de la periodista saharaui Nezha Khalidi.

En conversación telefónica con EFE desde el aeropuerto de Casablanca, una de las abogadas, Lourdes Barón, ha relatado lo ocurrido.

Ella junto con los también abogados Ramón Campos García y María Lourdes Barón, del Colegio de Zaragoza; Lola Travieso y Ruth Sebastián, del Colegio de Abogados de Las Palmas, y Sidi Mohamed Talebbuia, del Colegio de Abogados de Madrid, así como de los dos observadores noruegos Vegard Fosso Smievoll y Kjersti Brevik Moeller de la Fundación Rafto iban a acudir hoy al juicio de la periodista.

Han sido enviados por el Consejo General de la Abogacía Española para asistir como observadores en ese juicio contra Nezha Khalidi, que trabaja en el portal electrónico “Equipe Media” en el Sáhara Occidental, acusada de incumplir los requisitos necesarios para ser periodista.

Según Barón, cuando iban a pasar el control policial ayer en el aeropuerto de El Aaiún, a las 14,30 hora española, las autoridades les prohibieron la entrada.

Adujeron que les faltaba un sello del Ministerio de Exteriores marroquí, lo que fue desmentido por una de las integrantes de la delegación, ya que en otras 17 ocasiones, ella había ido a Marruecos por juicios similares y bastaba con la documentación que portaban en esta ocasión.

Les condujeron a una sala del aeropuerto, donde les dejaron “tirados”, según la abogada, hasta que Talebbuia se puso en contacto con el consulado, que les envió zumos y algo de comida, pero no desplazó a nadie a interesarse por ellos.

Siete horas después de su llegada, ha continuado, les trasladaron en un avión al aeropuerto de Casablanca, donde permanecen tras haber dormido en un hotel que ellos se han pagado, así como las comidas que han hecho en este tiempo.

Barón ha indicado que las autoridades también pretendían que ellos se pagasen el vuelo a España pero los abogados les han indicado que se trata de “una devolución” de personas, por lo que el país que no les acoge debe pagar los pasajes según el derecho internacional.

“Y aquí estamos -ha continuado-. Esto es un caos. Cada vez nos dicen una cosa y no hacen nada”.

Ha agregado que “se supone que una hora nos embarcan para Gran Canaria”.

 

(Fuente: Cope-2019/05/20)